Una intención estética con la Palabra

Blog creado por Alberto Peyrano
© 2010, Buenos Aires (Argentina)


miércoles, 18 de enero de 2012

María Elena Walsh (Argentina)


PALOMAS DE LA CIUDAD

Palomitas sin palomar,
la Plaza de Mayo no es buen lugar,
porque nunca se sabe cuándo
va a desbandarlas el temporal.
El Palacio Color de Rosa
cambia de humor como el mar.

Palomitas que ven pasar
a la historia patria por la ciudad
saben bien que unos siembran vientos
y otros cosechan la tempestad.
El que vive por las cornisas
temprano aprende a temblar.

Palomitas qué amigas son
de niños y viejos que toman sol,
reconocen que no es lo mismo
gente con bombo que con tambor,
el timbal de los granaderos
que el retumbar del cañón.

Al posarse en la Catedral
de las criaturas qué pensarán.
Un mal día les tiran balas
y al otro día migas de pan.
Muchos años la primavera
huele a granada de gas.

Rama de olivo
y de laurel
lleven a la Pirámide
celebrando por una vez
que se fueron los cazadores
y que ya nunca van a volver.

María Elena Walsh (1930-2011)

2 comentarios:

Alicia María Abatilli dijo...

Gracias, por María Elena.
Gracias por traerla.
Un abrazo.
Alicia

Cristina dijo...

Una belleza, un poema de mucha ternura.
Gracias por compartirlo , un fuerte abrazo!