Una intención estética con la Palabra

Blog creado por Alberto Peyrano
© 2010, Buenos Aires (Argentina)


miércoles, 29 de junio de 2011

Mabel Segurado (Argentina)


DELIRIO

Con mi angustia tan vieja que ya sabe a locura
me he volcado en la calle fantasmal y nocturna.

Es tarde.
Treinta cuadras y saben
de mi marcha sin rumbo,
con el paso constante,
con el paso incansable,
y los ojos perdidos en mi abismo profundo...

Yo no veo en la feria de las calles sus luces,
yo no escucho sus ruidos...
Mas hay ruidos y luces
infernales... sombríos...
En el alma distante.

Toda imagen que llega
en mi mundo se esparce
como en un torbellino
juguetona y cambiante...

Voy huyendo de todo porque en todo te encuentro
y al quedar en silencio
en vehemente carrera de retorno te busco
¡Y mil veces te encuentro!

¡Y otras tantas te huyo!

Ya mi sangre hecha fuego
ha quemado mis venas...
En mis labios hay fiebre;
y mis manos se elevan
en procura del cielo
¡Mientras grito tu nombre más allá de una estrella!

La ansiedad me enloquece
y se torna en condena,
por amarte más veces de lo que he de quererte,
por osar evadirme de las cosas terrenas...

Es tarde
Treinta cuadras ya saben
de mi marcha sin rumbo
de mi paso constante;
y mis ojos perdidos en abismo profundo...

© Mabel Segurado
De "Poesía compartida" (Ed. Amaru)
.

2 comentarios:

Alicia María Abatilli dijo...

Parece que estoy caminando esas treinta cuadras con Mercedes.
Muy buena elección.
Gracias, Alberto.
Alicia

Alicia María Abatilli dijo...

Creo haber escrito Mercedes en el anterior comentario, me refería a Mabel Segurado.
Otra vez saludos.
Alicia